ÚRSULA MASCARÓ, LA REINA DE LOS ZAPATOS

Home / Entrevistas / ÚRSULA MASCARÓ, LA REINA DE LOS ZAPATOS

ursula-mascaro-06-02

Su apellido está en los escaparates de los cinco continentes.

Sus colecciones son deseadas por miles de seguidoras.

Hablamos con una mujer criada entre las hormas, los tacones y las pieles de una de las empresas de calzado más famosas del mundo: el Grupo Mascaró

El Grupo Mascaró está compuesto por cuatro marcas: Mascaró, Úrsula Mascaró, Pretty Ballerinas y Pretty Loafers

  1. ¿Qué recuerdos le vienen a la cabeza al ver unas zapatillas de ballet?

Me traen recuerdos de cuando era niña porque, aunque yo no hice nunca ballet, mi hermana pequeña era una gran aficionada y estaba guapísima vestida de rosa. Además, cuando iba a la fábrica de mi padre veía las bailarinas que fabricaba y me volvía loca. Aún me acuerdo de un par que tenía unas mariposas que me chiflaron. Nunca me las regalaron y tal vez por ese motivo me encantan las mariposas y las uso con frecuencia.

  1. ¿Qué fue lo primero que le enseñó a hacer su padre en la empresa familiar?

Lo primero que me enseñó fue a cortar pieles en la fábrica, a ser responsable con el trabajo, a respetar y a hacerme respetar por los demás. También, y muy importante, a ganarme las cosas por mi propio valor y esfuerzo; y a aprender a valorar el trabajo de los demás. De él, la verdad es que aprendí un millón de cosas, todo lo que sé.

  1. ¿El haber empezado desde abajo –como cortadora— le ha hecho tener siempre los pies en la tierra?

No sé si fue empezar cortando pieles, porque lo hacía fatal. [Risas]. Supongo que los pies en la tierra los he tenido siempre y, aunque he volado bastante, nunca tan arriba como Ícaro.

  1. ¿Marcharse a Italia y vivir allí durante seis años le sirvió para descubrir su pasión por el diseño de zapatos?

Sin duda alguna. En Italia aprendí definitivamente lo que es amar los zapatos, a ser muy exigente con la estética, a conocer la materia prima y la pasione italiana al más puro estilo napolitano. Me encanta ese país y aún sigo conservando muy buenos amigos en Milán, donde voy con frecuencia.

  1. “Puedes recorrer el mundo entero, pero no te servirá de nada si primero no has sido capaz de descubrirte a ti mismo”, Úrsula Mascaró dixit. ¿En qué momento se descubrió a sí misma?
[Risas]. Creo que esa frase es de un famoso gurú italiano y yo debí repetirla alguna vez. Sigo creyendo que es cierto; la felicidad está dentro de ti y tú eres el único responsable de tus actos, sus consecuencias y, por lo tanto, de tu propia felicidad. Me encanta viajar, pero soy feliz conmigo misma desde hace mucho tiempo. Hago yoga y me gusta ser coherente con lo que digo y lo que hago. Tengo muchos amigos, tres hijos maravillosos, un ex estupendo, un novio que me quiere y me cuida como nadie, una familia increíble, una empresa maravillosa… Incluso con todo eso, hay gente que no es feliz. Lo que quiero decir es que la felicidad la crea uno mismo. Rodéate de gente que te quiera, te respete y te admire, y aléjate de la mala gente… ¡Después de hacer todo eso, la felicidad se acercará a ti e incluso se quedará durante mucho tiempo!

  1. ¿Uno tiene que arriesgar y fracasar muchas veces antes de triunfar?

Desde luego. Yo, como mujer que soy, fracaso y triunfo cada día un poquito. Lo bueno es ser respetuoso y dar lo mejor de uno mismo cada día en cada cosa. Esto no quiere decir que lo tengas que hacer todo bien, pero sí que lo intentes. ¡Y claro que yo fracaso mucho, todos los días tendría que ir a correr y voy solo una o dos veces por semana!

  1. ¿Qué cree que aportó su incorporación a Mascaró?

Aportó solidez y visión al diseño. Mi padre era muy buen fabricante y buen visionario, y creyó en mí cuando le dije que había que potenciar la marca Mascaró. Nos fuimos a Madrid y empezamos a trabajar con un relaciones públicas, a asistir a ferias internacionales, a crear colecciones más coordinadas… Y todo, piano, piano, como dicen los italianos.

  1. ¿Qué virtudes destacaría de usted como actual directora creativa?

La virtud principal es que soy flexible, me adapto a los tiempos. Además, creo que soy empática y cuento con buen instinto y sensibilidad para la estética. También tengo mucho sentido del humor e intento reírme todo el tiempo y crear un buen clima de trabajo. 

  1. Muchas mujeres se masculinizan para subrayar su imagen de jefa. ¿Se ha visto obligada a hacerlo alguna vez?

Yo nunca me he puesto corbata. [Risas]. Soy muy mujer, muy femenina y, por supuesto, me he tenido que hacer valer ante muchos hombres. Y creo que lo he conseguido sin corbata, pero con determinación, e incluso podría decir que usando armas de mujer.

{ Me apunto en los brazos lo más importante del día para no olvidarme }

 

10 ¿Qué le pide a su equipo de trabajo?

Que den lo mejor de sí mismos y lo hagan con responsabilidad.

  1. ¿Cuántos equilibrios hace para compaginar trabajo y familia?

Muchísimos cada día: dentista, pediatra, veterinario, reuniones, eventos, diseños, estrategia… Me apunto en los brazos lo más importante del día para no olvidarme.

  1. ¿A usted, como a Picasso, la inspiración le pilla trabajando o la busca en otros lugares?

En el trabajo siempre. Es muy cierto.

  1. ¿Cómo se enfrenta a cada nueva colección?

Ahora estoy tranquila porque ya la he acabado, pero antes de cada nueva colección estoy nerviosa e intranquila. Mi familia lo sabe bien.

  1. ¿Alguna vez ha sufrido sequía creativa?

Mmm. No, creo que no. Siempre consigo crear algo. 

  1. ¿Por qué cree que para muchas mujeres los zapatos son un objeto fetiche?

¡Para los hombres más aún! Yo creo que son un elemento sexy que te hace sentir más poderosa y segura. Quizás es la forma femenina en la que hacen caminar.

  1. ¿Qué cualidades tienen los zapatos perfectos?

Belleza y comodidad.

  1. ¿Sacrifica alguna vez esa comodidad por un diseño espectacular?

No. Como mujer le doy mucho valor a sentirme bien cuando los llevo puestos. Lo de que “para estar bellas hay que sufrir” no va conmigo.

  1. Antes, las marcas de moda lanzaban de dos a cuatro colecciones al año, ahora tienen diseños nuevos todas las semanas. ¿No nos estamos dejando arrastrar por el fast fashion?

Es un ritmo diferente, más activo. A mí me encanta porque no te puedes dormir. Tienes que estar muy atento. Es como la vida misma, siempre hay que estar despierto. Es emocionante.

  1. ¿Cómo se combate esa fugacidad?

ella-black-with-white-flower-pair

 

 

EN POCAS PALABRAS

 ¿Sabría calcular cuántos pares de zapatos tiene? No, muchos

¿Qué hace con los que ya no usa? Los guardo todos

¿Qué dicen de una mujer sus zapatos? Mucho más de lo que nos gustaría

La altura máxima de un tacón: 15 cms. con plataforma; 11 cms. sin plataforma

¿Se puede romper alguna vez el tándem bolso y zapatos a juego? Sí, por supuesto

¿Ha terminado alguna vez descalza y con los zapatos en la mano?

Miles de veces en miles de fiestas. Es un ritual. Significa que la fiesta ha estado genial

¿Lleva alguna vez calzado de otra marca? No, nunca

Una mujer que está sentada a su lado lleva unos zapatos de su firma. ¿Se lo dice? Claro. Me emociono y se lo digo

¿Hay algo peor que comprarse unos zapatos que te queden pequeños? Unos zapatos mal hechos. Los dos te destrozan los pies.

 

 

 

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
Angel Fruity Fair 2018OlivierCourtinClarins