MANUAL DE USO DEL EXFOLIANTE PARA UNA PIEL RADIANTE Y LUMINOSA

Home / Belleza cara / MANUAL DE USO DEL EXFOLIANTE PARA UNA PIEL RADIANTE Y LUMINOSA

¿Has sentido la necesidad de exfoliar tu cuerpo y tu rostro pero no sabes muy bien cómo y cuándo hacerlo? ¿Tienes dudas que te hacen ser reacia a purificar tu piel? ¡No te preocupes! Hoy aclararemos todas tus dudas con unos prácticos consejos para lograr la exfoliación perfecta gracias a los expertos de la firma de cosmética natural Freshly Cosmetics.

¿Por qué es importante exfoliarse? La piel se renueva durante un proceso progresivo natural cada 28 días aproximadamente. Por eso es tan importante realizar una exfoliación, ya que permite retirar la capa de células muertas que se han acumulado durante ese proceso. Realizar una buena exfoliación es muy recomendable y beneficioso para que la piel esté resplandeciente, libre de impurezas e imperfecciones. Además, realizándolo de la manera adecuada –tal y como te contamos a continuación- se convertirá en el ritual de belleza perfecto para despertar tu cuerpo por las mañanas y favorecer el drenaje linfático de tu organismo.

¿Cuándo es el mejor momento? Recomendamos realizar el proceso por la mañana, porque es durante la noche cuando la actividad de renovación celular es mayor y, al despertar, la dermis acumula una mayor cantidad de células muertas.

¿Con qué frecuencia debemos realizarlo? Depende del tipo de piel, pues cada una necesita unos cuidados diferentes:

  • Las pieles secas es mejor exfoliarlas una vez a la semana.
  • Las pieles sensibles cada diez días.
  • Las pieles grasas sin acné pueden exfoliarse una o dos veces por semana.
  • Para las pieles con acné no es recomendable realizar este proceso.

¿Cuánto tiempo debemos dedicar a cada zona? Es importante que el masaje para aplicar el exfoliante no sobrepase el medio minuto de duración en cada una de ellas. De lo contrario, puede afectar a la capa oleosa de la piel y dejarla indefensa.

¿Cómo sabemos que el exfoliante elegido es el adecuado? Un exfoliante remueve las capas de piel y debe usarse con delicadeza, por eso, aconsejamos que si tienes la piel sensible o delicada, pruebes a aplicarte un poco de producto en una zona del cuerpo menos sensible como, por ejemplo, la mano, para comprobar que el grano de la crema exfoliante no irrita tu piel.

Al igual que para el cuerpo, lo ideal es probar la crema en una zona del rostro para validar que el grano se adapta a las necesidades de exfoliación del cutis.

Si decides utilizar un producto corporal de grano fino como la Crema Exfoliante Revitalizante Detox de Freshly Cosmetics que está compuesta por semillas de frambuesa y polvo de bambú, también puedes aplicar el mismo producto durante la fase de exfoliación facial, consiguiendo los mejores resultados gracias a un único producto.

Paso a paso para una exfoliación completa perfecta:

  • Realiza una limpieza profunda del rostro. Empieza por retirar cualquier resto de maquillaje mediante el uso de una leche limpiadora u otro desmaquillante, y luego lava muy bien la piel con un gel o jabón que se adapte a tu tipo de piel. Con este paso, el rostro estará libre de impurezas y suciedad, lo que favorecerá el resultado final.
  • Deja la piel del rostro y del cuerpo ligeramente humedecida para facilitar la aplicación del exfoliante. Ahora ve aplicando el exfoliante en pequeñas cantidades empezando por la frente para seguir por la nariz, las mejillas y terminar con la barbilla. Realiza un movimiento circular más intenso en los bordes de la nariz y después uno más delicado cuando avances sobre las mejillas hacia las orejas. Termina la zona facial bajando hacia el cuello. Recuerda que no debes exfoliar las áreas de los ojos y la boca.
  • Ahora es el momento de continuar tu exfoliación por el resto del cuerpo, solo ten cuidado de no frotar muy fuerte para evitar enrojecimiento o descamación. El movimiento circular favorece la circulación y el drenaje linfático, por eso realiza movimientos circulares ejerciendo una ligera presión con la yema de los dedos índice, corazón y anular.
  • Una vez aplicado el exfoliante por todas las zonas deseadas es el momento de aclararte el rostro y cuerpo con abundante agua fría. A diferencia del agua caliente, ésta consigue que los poros se cierren más fácilmente y se eliminan por completo las células muertas.
  • Sécate cuidadosamente con una toalla limpia y suave, sin frotarte, con suaves toquecitos.
  • Un producto excelente para aplicar justo después de la exfoliación facial es el tónico. Este ayuda también a cerrar los poros, refrescar la piel y conseguir un resultado radiante.
  • No olvides hidratar el cuerpo con la ayuda de una crema corporal. Este paso es esencial para cuidarla, sobre todo después de utilizar un exfoliante, ya que la hidratación permite evitar la producción excesiva de aceites de la piel, además de mantener la piel saludable y bien equilibrada.

 En pocos minutos notarás una piel suave, lisa, renovada y fresca ¡Siéntela! Y tú, ¿te animas a exfoliar tu piel?

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
Jean Leon, Torres, Cabernet Sauvignon, Red Wine, Vi negre, Tinto, Penedes, Vi de Finca, La Scala, Torrelavid, Barcelonacastelbel-white-jasmine-photo