Nos colamos en la casa de Jaime Beriestain

Home / Entrevistas / Nos colamos en la casa de Jaime Beriestain


Jaime Beriestain_Bruc_Comedor_2
A veces puede sorprendernos conocer la casa de alguien cuando creemos que no refleja su personalidad o, para ser más exactos, la personalidad que nosotros le atribuimos. No es difícil encontrar ordenada al milímetro la vivienda de un caótico desorganizado o impresionarnos ante el hogar clásico de un creativo vanguardista. Por el contrario, la casa del interiorista y diseñador Jaime Beriestain responde totalmente a nuestras expectativas; es luminosa y selectiva; cosmopolita en la forma y mestiza de corazón. Chileno de nacimiento, en ella se detecta un hilo de unión intercultural “Las obras de arte y los libros son mi universo”, señala.

Jaime Beriestain_Bruc_Comedor_1

Este especialista en crear atmósferas hogareñas únicas y sofisticadas, vive desde hace un tiempo en Barcelona donde ha desarrollado una carrera profesional de gran éxito. Recién inaugurado el hotel The One, junto al Paseo de Gracia, este verano abrirá sus puertas otro hotel con su firma, Almanac, en la Gran Vía y con arquitectura de Carles Ferrater.

Jaime Beriestain_Bruc_Comedor_5

 

Su vivienda, situada en el centro de la ciudad, es un piso que ha vivido una profunda transformación para lograr espacios amplios que fluyen y se comunican, pero que también ofrecen intimidad y silencio. “En una casa debe haber armonía en las proporciones y volúmenes de los espacios, si para conseguirla debo intervenir, lo hago a fondo”, afirma. El salón, el comedor, el estudio con la biblioteca y la cocina crean una suerte de continuidad en la que los ambientes se vigilan unos a otros y mantienen una noble coherencia visual que respiran el estilo del creador.

Jaime Beriestain_Bruc_Dormitorio_3

A pesar de ello, Jaime no renuncia en sus obras a mantener el comedor y la cocina independientes: “Me encanta cocinar y compartir lo que cocino con los amigos. Vivo este espacio como un lugar de reunión. En mi caso, la cocina se puede cerrar con un panel de pared movible e imperceptible. Así, puedo independizarla si lo necesito”. El comedor, por otra parte, no le parece una estancia obsoleta. “En absoluto. Es un punto de encuentro familiar y amistoso. Me parece muy importante que tenga su sitio en una casa y, sobre todo, que se utilice. Necesitamos reunir más a los seres queridos”.

Jaime Beriestain_Bruc_Dormitorio_8

Amante de las antigüedades y de la historia, le gustan las viviendas antiguas, “con un referente histórico, en la fachada por ejemplo”, comenta. El centro de la ciudad es su universo, aunque es importante para él vivir en una zona poco transitada o bastante aislada del ruido y, sobre todo, en espacios luminosos. “Todas mis viviendas tienen un denominador común: la luz domotizada LUTRON que permite regular la luz y crear ambientes cálidos e íntimos”, confiesa.

Jaime Beriestain_Bruc_Salón_3

Cuando llegó a Barcelona desde Chile, eligió vivir en el Eixample, un barrio céntrico y mundano: “Cuando estaba en Chile me imaginaba este barrio como el sueño europeo con su vida de barrio, pequeñas tiendas, cafés, restaurantes. A dos pasos de museos como el MACBA o el Museo Picasso…” Después de una búsqueda amplia y exhaustiva, decidió fijar sus esfuerzos únicamente en una hoja en blanco donde poder realizar sus ideas. “Efectivamente, me bastaba con una caja en la que poder proyectarme y la acondicioné de tal manera que, de la casa original, solo quedaron las ventanas”.

En un extremo de la vivienda, el amplio dormitorio es una suite que tiene salida a una terraza con la que se comunica mediante grandes ventanales con carpintería de hierro. El ambiente es sosegado. “Mis creaciones siempre respiran equilibrio y tranquilidad”, explica Jaime. “Es algo que consigo usando una paleta de colores adecuada para el concepto desarrollado y una búsqueda interminable para elegir el mobiliario, los textiles, las obras de arte, los objetos…” Jaime llegó a Barcelona en el año 2000 para cursar un postgrado de interiorismo y poco después abrió su propio estudio. Su habilidad para restaurar piezas antiguas y su agudo criterio para seleccionar objetos decorativos lograron que pronto se reconociera su estilo, audaz y contenido a la vez. “Los colores provocan emociones y despiertan estados de ánimo”, revela. “Dan claramente una identidad y un carácter a un sitio. En mi piso quería un entorno claro y diáfano que no interfiriera con las obras de arte. Pero no sólo el color determina el espacio: los volúmenes, la luz natural, la distribución…”, puntualiza.

Jaime Beriestain_Bruc_Salón_1

Amante de los materiales y de su cualidades sensoriales, mezcla metal con madera, ramas con flores para evocar la naturaleza, cristal, cerámica y una amplia gama de tejidos naturales en tapicerías, cojines o alfombras diseñadas por él mismo… “Me gusta trabajar con contrastes. Por ejemplo, hierro y piedra, y con las percepciones de los materiales: lana fría, lino, terciopelo… Todo ello con la finalidad de proporcionar calidez”.

El nombre de Jaime está asociado a grandes marcas que producen sus diseños, como las prestigiosas firmas de iluminación DAB y MARSET y DAC, compañía dedicada a la fabricación de alfombras. Además de la actividad de su estudio, desde Septiembre de 2007 hasta diciembre de 2010, trabajó en la División de Hoteles de Gastón y Daniela Contract y en 2010 inaguró en Barcelona una gran Concept Store con sello propio. Un atractivo lugar con cafetería y restaurante, floristería y tienda en la que, aparte de ofrecer muebles vintage restaurados, propone una exquisita selección de libros, numerosas velas de marcas internacionales y telas excepcionales, además de presentar su propia colección de productos: aceite, miel, chocolate, libretas y alfombras con su propia marca.

Jaime Beriestain_Bruc_Salón_6

Para él, el arte es determinante y, en su casa, la presencia de obra artística es significativa: América y Europa unidas… “Los artistas representan el toque internacional en el piso y el nexo entre continentes. De manera general, las obras de arte aportan sofisticación a cualquier espacio”, revela. Tampoco faltan los detalles que nos vinculan con la naturaleza: hojas, ramas, flores… Las vemos delicadamente dispuestas en bonitos jarrones y distribuidos en diferentes rincones.

Como buen profesional, su casa es también un banco de pruebas “El gusto evoluciona y me seduce probar diferentes distribuciones, nuevos diseños o diferentes texturas. Tengo la suerte de que, dado que trabajo con artesanos y profesionales, me es muy fácil y me resulta rápido hacer evolucionar mi hogar”.

Entre los materiales que suele utilizar: mármol, madera, metal… “La elección de uno u otro depende de la obra, del espacio y de la ubicación. Cualquiera de ellos puede interesarme, lo que nunca entra en una obra mía son los materiales que imitan a otros, como el platico que imita a la madera o al mármol, por ejemplo”.

 

Jaime Beriestain_Bruc_Salón_9

Detallista al extremo, su vajilla la compró en Francia, en anticuarios. “Es vintage, con líneas clásicas, con copas Saint-Louis, platos de Limoges… Utilizo manteles de fibras naturales, en lino y algodón y colores neutros. La cubertería la compré también en un anticuario francés”. Respecto a la ropa de cama “siempre algodón egipcio. Para la ciudad lo prefiero en colores claros. También utilizo lino en tonos naturales o grises. El tono topo lo dejo para el campo”.

Vive su casa como un momento de desconexión… “disfrutar de mi colección de arte, de mi equipo de música y de organizar cenas con mis amigos”.

Cuando convoca, nadie falta a la cita.

Texto y realización: Victoria Aroca. Fotos: Manolo Yllera

Jaime Beriestain_Bruc_Baño_1

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
AromasdeIbizafit food 2