El poder de la inteligencia emocional: SI QUIERES, PUEDES

Home / Letras Sanas / El poder de la inteligencia emocional: SI QUIERES, PUEDES

Para tener éxito en la vida, tanto en el ámbito personal como en el familiar o en el laboral, es esencial desarrollar la Inteligencia Emocional. Compuesta por un conjunto de habilidades psicológicas y emocionales, la inteligencia emocional nos ayuda a identificar, interpretar y comprender las intenciones, las motivaciones, los sentimientos y la conducta de otras personas y las propias. La doctora en psicología, Laura Rojas-Marcos, nos da algunas claves.

Escribe: Laura Rojas-Marcos

Como seres inteligentes, somos conscientes -autoconscientes- de nuestros pensamientos y sentimientos. Por un lado, tenemos la capacidad de analizar, evaluar y utilizar nuestros recursos personales para afrontar diferentes situaciones, ya sean positivas o negativas, y gracias a nuestra sabiduría para pensar y resolver conflictos, podemos anticipar posibles escenarios futuros, desarrollar un plan de acción, y aplicar diferentes estrategias con la finalidad de conseguir nuestros propósitos. Por otro lado, somos seres emocionales y sociales y tenemos la capacidad de conectar emocionalmente con nuestro entorno, así como con nosotros mismos.

Nuestras emociones son reacciones afectivas que surgen a partir de las interpretaciones que hacemos de las experiencias vividas. Estas pueden ser positivas: alegría, serenidad, ilusión, esperanza… o negativas: miedo, ansiedad, tristeza, enfado… Las emociones aparecen, generalmente, de forma inmediata y pueden ser esperadas o inesperadas. A veces las provocamos conscientemente y, en ocasiones, afloran de repente y nos sorprenden. Su función es fundamentalmente adaptativa. Nos aportan información sobre aquello que nos rodea para poder adaptarnos. Por ejemplo, si percibimos que nuestro entorno es amenazante, sentimos ansiedad y miedo, y a causa de ello nos ponemos en modo alerta, buscamos formas de protegernos, ya sea a través de la lucha o de la huida.

De acuerdo con algunos de los principales investigadores, como Gardner, Salovey o Goleman, la inteligencia emocional se apoya en las siguientes competencias:

1. Autoconciencia: la capacidad para reconocer los propios sentimientos y estados de ánimo, así como para identificar las propias fortalezas, debilidades y recursos personales. Cuando somos conscientes de nuestras emociones y conductas, nos conocemos mejor, lo que nos puede facilitar la comunicación con los demás, así como ayudarnos a utilizar nuestros recursos personales para conseguir nuestros objetivos, afrontar los cambios y relacionarnos saludablemente con nuestro entorno.

2. Empatía: la facultad de reconocer las emociones de los demás y de ponerse en su lugar. Cuando somos empáticos tenemos habilidad para captar los mensajes verbales y no verbales.

3. Habilidades sociales: son el arte de saber relacionarse con otras personas. Es decir, saber interaccionar, resolver, negociar y comunicarse con los demás.

4. Autocontrol: la capacidad para regular, gestionar y controlar los propios impulsos y las emociones -pensar antes de actuar-. Las personas que saben controlarse y gestionar la frustración tienden a sentirse más seguras de sí mismas y a confiar en su pericia para tomar decisiones.

5. Automotivación: motivarse a uno mismo y gestionar las emociones con el fin de conseguir un anhelo, sin perder de vista las metas. Cuando sabemos motivarnos, nos resulta más fácil ser constantes, persistentes y ejercer la fuerza de voluntad. Nacemos y nos hacemos a lo largo de la vida. Desde que somos conscientes de nosotros mismos aprendemos a relacionarnos con el mundo. A veces pasamos por momentos difíciles, incluso traumáticos, y el proceso de superación se nos puede hacer cuesta arriba. No obstante, nunca es tarde para aprender a desarrollar y mejorar nuestras habilidades e inteligencia emocional. En palabras de Daniel Goleman: “El conocimiento de uno mismo, es decir, la capacidad para reconocer un sentimiento en el mismo momento en el que aparece, constituye la piedra angular de la inteligencia emocional”. Cualquier persona puede, si quiere, aprender a conocerse y a relacionarse mejor con su entorno, asimilar nuevas estrategias de afrontamiento para superar la adversidad, el estrés y resolver los conflictos. Si quieres, puedes. No importa la velocidad, cada uno tiene su ritmo y su momento. Podemos aprender a solas, acompañados, leyendo, yendo a algún curso o por Internet. Sólo hace falta dedicar un poco de tiempo y de energía. Y al final, poco a poco, lograremos mejorar nuestra manera de relacionarnos con el mundo. Laura Rojas-Marcos nació en Nueva York (1970). Doctora en Psicología Clínica y de la Salud, es terapeuta, investigadora, conferenciante y escritora. Miembro de la Asociación Americana de Psicología y de la Asociación Española de Psicología Positiva fue elegida Top100 Mujeres Líderes e Influyentes en España, 2016 y 2017. Autora de los libros: “Hablar y Aprender”, “El sentimiento de culpa” “Somos Cambios” y “La familia: de relaciones tóxicas a relaciones sanas”. @LauRojasMarcos Laurarojasmarcos@gmail.com

LECTURA RECOMENDADA

9788425352355

La familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas.
Laura Rojas-Marcos / Grijalbo
Laura Rojas-Marcos nos propone un recorrido fácil para conseguir disfrutar de unas relaciones familiares sanas, algo esencial para alcanzar nuestra propia estabilidad emocional. Para la mayoría de las personas, todo sucede y se experimenta por primera vez en la familia: las emociones positivas y negativas, los primeros aprendizajes y las relaciones afectivas. Es en el entorno familiar donde recibimos las primeras lecciones sobre la vida y donde surgen también los primeros sentimientos de inseguridad y de desprotección, así como aquellas emociones relacionadas con el rechazo. Todos tenemos una familia y no podemos decidir. Sin embargo, sí podemos elegir, en mayor o menor grado, el tipo de relación que queremos tener con cada uno de los miembros que la componen. Como seres humanos, tenemos la capacidad de desarrollar habilidades para tratar y protegernos de aquellos familiares a quienes podemos considerar «tóxicos», incluso si son los más cercanos y sentimos que no tenemos nada en común, nos causan estrés, o sencillamente no nos gusta su manera de ser.

9788499981604

Somos cambio
Laura Rojas-Marcos / DEBOLSILLO clave
A lo largo de la vida afrontamos infinitos retos y cambios y nos adaptamos a ellos con mayor o menor dificultad. Unos son positivos y otros negativos. Son parte de nuestro día a día tanto en el ámbito familiar y laboral como en las relaciones de pareja y amistad. A nuestro alrededor hay personas que sobrellevan los cambios con tranquilidad. Pero ¿es normal vivirlos con cierta angustia? ¿Por qué sentimos incertidumbre y ansiedad ante una experiencia nueva? ¿Es posible aplicar alguna fórmula que nos libere de este estrés? En Somos cambio, la psicóloga Laura Rojas-Marcos nos da la oportunidad y las herramientas para que detectemos cómo nos sentimos ante los cambios y qué actitudes nos pueden ayudar a afrontarlos positivamente: ¿Somos asertivos o tendemos a atrincherarnos en nosotros mismos? ¿Afrontamos las cosas con proactividad o nos refugiamos en un estado pasivo? ¿Somos creativos a la hora de adaptarnos a las novedades? ¿Es el aburrimiento una forma de no actuar? Con las recomendaciones y los casos expuestos en este libro, aprenderemos a sacar el máximo partido a los puntos de inflexión de nuestra vida y obtendremos las claves para convertir los momentos difíciles y dolorosos en experiencias saludables y positivas.

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
IMG-20180808-WA0008IMG_0166_2