Norah Magazine con Antonio Flores de Bodega González Byass

Home / Entrevistas / Norah Magazine con Antonio Flores de Bodega González Byass
Finca_Moncloa

HAY QUE ACERCARSE AL VINO SIN MIEDO, CON DESCARO

Antonio Flores nació en la bodega González Byass, de ahí que bromee con que por sus venas no corre sangre, sino Tío Pepe. Es el prototipo de enólogo y master blender 2.0 porque retransmite catas a través de Internet y triunfa en Twitter (@Hacedordevinos) compartiendo conocimiento y pasión con sus más de 3.000 seguidores

Su padre también trabajó en González Byass. Así que se puede decir que “De casta le viene al galgo”. Mi padre trabajó durante muchos años como director de Producción y tenía casa dentro de la bodega. Yo tuve la suerte de nacer en la propia bodega. Esta circunstancia marcó mi vida. Algunas veces pienso que por mis venas no corre sangre, corre Tío Pepe.

¿A qué edad probó el vino? Muy joven. Recuerdo visitar a mi padre en su despacho y obtener como premio una copita de Pedro Ximénez.

¿Por qué a los jóvenes de ahora les cuesta tanto acercarse al mundo del vino? Por falta de formación e identificación con el vino, pero esa es una labor que deben asumir las bodegas y los consejos reguladores. Es incomprensible que en un país históricamente productor de buenos vinos, la demanda caiga año tras año.

¿Quizás se ha fomentando una imagen ciertamente elitista alrededor de la vitivinicultura? Desafortunadamente ha sido así y es un error. Hay que acercarse al vino sin miedo, con descaro. El vino es fundamentalmente placer y disfrute. El conocimiento llegará, poco a poco, de la mano del tiempo y de nuestro interés por profundizar en él.

¿Habría que generar modas como la de las ginebras, que se han convertido en todo un boom? Leí hace poco un artículo en prensa titulado ¿Es el vino de Jerez el nuevo gin-tonic? Ojalá fuera así. No cabe la menor duda de que el vino de Jerez se está convirtiendo en un referente de vinos de gran calidad de la mano de la gente joven. Los sherry bars triunfan en el mundo, desde Londres a Nueva York, y no tardarán en hacerlo en España.

Ficha_de_cata_Leonor

FICHA TÉCNICA Leonor es calificado como el vino “rebelde” de Jerez. Este Palo Cortado, cuya elaboración está rodeada de misterio, podría ser descrito como un amontillado en nariz y un oloroso en boca. Presenta un color caoba con tonos dorados y bordes anaranjados. En nariz destaca su gran variedad de matices. Es equilibrado, con un poderoso final que atraviesa dulcemente la boca. Servido muy frío, ya sea en el tradicional catavinos jerezano o en copa alta, Leonor es perfecto para acompañar quesos curados tipo cabrales, carnes blancas o pescados.

¿La cuestión es que los jóvenes comiencen a tomar vino, aunque sea mezclado con gaseosa o con coca-cola? Es mucho mejor que los jóvenes encuentren su tipo de vino, el que mejor se adapte a su paladar y a su estilo de vida. No es cuestión de beber mucho, sino de beber menos y mejor.

Han sacado una aplicación para móviles, están en Facebook, en Twitter, han llegado a televisar una cata a través de Internet… ¿Las nuevas tecnologías son una buena forma de acercar sus productos precisamente a ese público joven? Las nuevas tecnologías son el medio de comunicación de hoy. No estar en ellas es estar fuera del día a día, de lo que piensa la gente, de lo que quiere y cómo lo quiere.

¿Y las mujeres? ¿Son también una asignatura pendiente? Por supuesto. El mundo del vino ha sido hasta hace poco tiempo un mundo de hombres y para hombres. Afortunadamente eso está cambiando.

¿Cómo se conquista su paladar? Con vinos honestos. Soy de la opinión de que la mujer le pide al vino lo mismo que al hombre, lealtad. La mujer es más analítica que el hombre, más organizada y con un sentido del gusto y del olfato muy desarrollado.

¿Hay vinos más femeninos que otros? No, hay mujeres diferentes y vinos diferentes.

¿Por qué hay tan pocas mujeres en ese sector? Eso es algo que, poco a poco, se está corrigiendo. Ya hay muchas enólogas, sumilleres, periodistas del vino, bodegueras. Pasará como en la universidad, trabajo y esfuerzo lo conquistan todo.

¿Cualquiera puede aprender a disfrutar del vino? Cualquiera con un poco de sensibilidad y curiosidad puede disfrutar del vino. El listón lo ponemos nosotros mismos.

 

“La mujer le pide al vino lo mismo que al hombre, lealtad”

 

¿Cuál sería el primer paso para acercarse a este mundo? ¿Y qué vinos serían los más adecuados para un principiante? El primer paso sería acercarse de la mano de alguien con algún conocimiento, de una guía especializada o de Internet. Yo elegiría un vino ligero, pero no exento de personalidad, que nos comunicara su origen. Y, sobre todo, que fuera amable y tras el que nos quedaran ganas de repetir. El mundo del vino es como el mundo del caballo; se empieza montando un poni y se acaba montando un pura sangre.

Muchas bodegas están capeando la crisis gracias a las exportaciones. ¿Qué atractivos tienen los vinos españoles? Muchos. El vino español ofrece una relación calidad-precio difícilmente alcanzable en otros países productores y una gran paleta de denominaciones, con sus varietales, sus terruños, sus climas. En resumen, tienen versatilidad, calidad y precio.

Hablemos del mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca. Allí se brinda y se usan botellas de Tío Pepe. Pitu Roca es un gran embajador de los vinos de Jerez. En su restaurante y en las giras internacionales siempre están presentes algunos de nuestros vinos. Por poner un ejemplo, en Londres, en su celebración como mejor restaurante del mundo se brindó con Tío Pepe en Rama.

Hemos leído los consejos de maridaje de sus vinos. Alguno nos ha llamado mucho la atención y queríamos comentarlo con usted. Por ejemplo, el vino Cuatro Palmas se define como “vino de meditación para tomar solo o con un buen libro”. El Cuatro Palmas es un amontillado con medio siglo de vida que ha concentrado lo mejor de la crianza biológica y de su vino de procedencia, el Tío Pepe. Yo a estos vinos les llamo “vinos de pañuelo” porque son un auténtico perfume de Jerez. ¡Qué mejor que maridarlo con nuestros mejores momentos, un buen libro o una buena compañía!

El emparejamiento natural de un vino es con comida. ¿Qué nos dice de la música, por ejemplo? Con la música, la poesía o con cualquier actividad que nos produzca placer.

¿Es cierto que el Jerez va con todo? ¿De verdad? Con todo o casi todo. Bien servido, a buena temperatura, en una buena copa, fuera o dentro del plato, es un vino que realza las sensaciones gustativas y limpia el paladar. Hay que probarlo con cocina oriental, mediterránea y americana. Nos sorprenderá.

¿Con qué vino realizaría el brindis más especial de su vida? Con nuestra próxima añada en el mercado: Añada 1987 Palo Cortado. Este vino emocionará al mundo porque ha alcanzado la perfección y está a un paso de la gloria. ¡Salud!

 

“Desgraciadamente se ha fomentando una imagen ciertamente elitista alrededor del vino”

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
2Hotel Restaurante Gastronómico panorámica