AMAPOLA BIOCOSMETICS: EL COMIENZO DE UNA NUEVA COSMÉTICA

Home / Cosmética Natural - Bio / AMAPOLA BIOCOSMETICS: EL COMIENZO DE UNA NUEVA COSMÉTICA

CÓMO SE FABRICA UN COSMÉTICO SALUDABLE, QUÉ PLANTAS ESTÁN INDICADAS PARA MEJORAR TU PIEL O EL FUTURO DEL SECTOR… ENTREVISTAMOS A ANA ISABEL DE ANDRÉS, UNA DE LAS MAYORES EXPERTAS EN PLANTAS Y COSMÉTICA NATURAL DE NUESTRO PAÍS Y FUNDADORA DE AMAPOLA BIOCOSMETICS, MARCA PIONERA EN COSMÉTICA ECOLÓGICA.

Amapola Biocosmetics

 

  1. ¿Cómo surgió la idea de hacer cosméticos naturales? La idea surgió hace mucho tiempo, cuando finalicé mi carrera de farmacia y me especialicé en plantas medicinales. La idea era aprovechar las propiedades cosméticas de las plantas para desarrollar una línea de productos basados en estas propiedades, tanto medicinales como cosméticas de las plantas. En aquel entonces, cuando yo empecé, prácticamente no había ninguna empresa especializada. Era mi inspiración profesional y a lo que yo realmente quería dedicarme.
  2. ¿De dónde viene el nombre de Amapola Biocosmetics? Hace referencia a una de las plantas emblemáticas de la zona de Castilla que es la amapola, que aunque se la considera una mala hierba porque crece entre todos los cultivos de cereales, realmente es una planta con muchas propiedades. Nos algo simbólico y representativo de nuestra zona.Amapola Biocosmetics
    <<En Amapola Biocosmetics llevamos fabricando quince años, es una de las marcas españolas con más solera y más experiencia en el Mercado>>. 
  1. ¿De dónde proceden los ingredientes que se utilizan en los productos?
    Nosotros trabajamos con muchos ingredientes. Siempre de origen vegetal y de grado ecológico. Trabajamos con plantas muy mediterráneas como lavanda, romero, tomillo, caléndula, manzanilla… También utilizamos aceites más exóticos como el de argán, que procede de Marruecos, o el burití, un aceite de Brasil. Mezclamos un poco la tradición de nuestras plantas con otras que no tenemos en nuestra zona.
  2. ¿Cuál es el proceso para elegir los ingredientes y la fabricación de los nuevos cosméticos?
    Primero definimos de una manera clara qué tipo o qué problema de la piel queremos tratar y en función de eso hacemos una selección de ingredientes que van dirigidos a solucionar ese problema en cuestión. Una vez que ya hemos seleccionado los ingredientes, son los activos los que van a tener las propiedades de mejora de esa cualidad de la piel. Después, se empieza con las pruebas y las mezclas, se eligen emulgentes, se testa y después de todo este trabajo, que es un proceso largo, es cuando sale al mercado un nuevo producto.
  1. Actualmente, ¿dónde podemos encontrar la firma?
    En Amapola Biocosmetics llevamos fabricando quince años, es una de las marcas españolas con más solera y más experiencia en el mercado. Distribuimos nuestros productos a través de nuestras tiendas propias, una en San Cristóbal – Segovia- que es donde tenemos el laboratorio; y otra en Barcelona. Además, contamos con nuestra tienda online amapolabio.com y luego tenemos más de 350 puntos de venta distribuidos por toda la geografía española. Estamos en herbolarios, eco-tiendas, supermercados ecológicos y también centros de belleza especializados. En nuestra página web se pueden ver todos nuestros puntos de venta.Amapola Biocosmetics

     

  2. ¿Qué retos se plantea Amapola Biocosmetics para este nuevo año?
    Este año tenemos pensado hacer lanzamientos de nuevos productos, ¡que todavía no podemos decir! Realmente es algo que nos está pidiendo mucho la gente y que presentaremos en la feria Cosmo Beauty en Barcelona – primer fin de semana de Abril-. Creemos que este nuevo lanzamiento que tenemos previsto gustará mucho porque no hay ninguna marca española que lo tenga, además va a ser un producto con un mayor grado de certificación ecológica y conservantes para llegar a las pieles más sensibles.
  3. ¿Los productos se producen íntegramente en España?
    Sí, todos nuestros productos los fabricamos en nuestras instalaciones de Segovia, eso sí, algunos ingredientes los traemos de fuera, pero el producto en su totalidad se fabrica y se distribuye desde Segovia.
  4. ¿Qué certificados tienen los productos?
    Tenemos la certificación Vida Sana de Bio Inspecta que es una certificación que corresponde a un protocolo de Vida Sana, que es bastante exigente donde hay tres grados de certificación y casi todos nuestros productos están en el grado más alto que es un 90% o más de ingredientes ecológicos. El organismo que hace la inspección y da el certificado es un organismo Suizo que trabaja desde hace más de 30 años en calidad ecológica.
  5. ¿Cuál es el mayor reto al que se ha enfrentado desde que decidió apostar por crear cosmética natural?
    ¡Muchos! Lo más complicado es la formulación porque contamos con menos ingredientes que en la cosmética convencional, en ese sentido vamos en desventaja. Ellos utilizan muchas sustancias químicas que nosotros no utilizamos. En ese sentido nos vemos más limitados a la hora de formular. Realmente este es el mayor reto cuando planteamos un producto. Tenemos que conseguir que prácticamente todo sea ecológico y que este tenga una buena textura y una correcta absorción, que, por supuesto, sea eficaz, tenga buenas propiedades y trate los diferentes problemas de la piel, siempre de forma natural. Este diría que es realmente el mayor reto.
  6. La tendencia bio, ¿es algo pasajero o permanecerá en nuestros nuevos hábitos y estilo de vida?
    Yo no creo que sea algo pasajero, más bien todo lo contrario, va a permanecer por necesidad y casi me atrevería a decir que por obligación, de otra manera creo que la vida en la tierra sería insostenible. Si no empezamos a concienciarnos de fabricar producto ecológico al final tendremos tanta intoxicación en nuestras tierras que no se podrá cultivar nada, y por tanto ya no es que peligre el tema cosmético, que sería lo de menos, sino que va a peligrar el tema de alimentación porque vamos a comer, como ya está pasando en muchos casos, alimentos con una carga de tóxicos importantes. Por lo que creo que se trata de una necesidad más que una moda pasajera.
  7. ¿Cómo está viviendo el auge de las marcas naturales?
    Nosotros empezamos hace 15 años y por aquella época en España casi no existían marcas de cosmética natural, con este carácter sostenible y certificadas como Amapola Biocosmetics. Este auge se debe a la demanda que hay. Cada vez hay más personas que quieren utilizar cosmética ecológica como opción alternativa a la convencional, de ahí ha venido el aumento y la oferta, y desde luego creo que esto es una tendencia y cada vez irán surgiendo nuevas marcas y nuevos productos y seguro que cada vez habrá más cosmética ecológica.
  8. ¿Qué crees que la cosmética bio aporta a las personas respecto al cosmética convencional?
    Pues aporta salud, porque desde el momento que no aplicas a tu piel ningún ingrediente químico o tóxico ya estás evitando a tu organismo una acumulación de tóxicos que pueden provocar ciertas enfermedades. No olvidemos que  la piel es el mayor órgano del cuerpo y que además es un órgano de absorción por lo que al utilizar cosmética natural le estás evitando carga tóxica y, por tanto, futuros problemas de salud.
  9. ¿Cree que hay suficiente información para el consumidor?
    Yo creo que sí, por lo menos en nuestro caso. Nosotros contamos con una web amapolabio.com muy completa donde damos todos los datos de ingredientes, todos los incis, hablamos de nuestra forma de fabricar, de los ingredientes que utilizamos, de nuestra certificación, de la diferencia con otras certificaciones, hablamos de cómo leer una etiqueta… quiero decir que información sí que hay, además el cliente cada vez sabe más y se informa más. También es cierto que hay mucha confusión en el mercado porque hay muchas certificadoras diferentes, algunas son más exigentes y otras menos y en este caso el consumidor tiene que hacer casi un máster para aclararse con lo que realmente está comprando. Cuando hay un auge de un determinado sector como es, en este caso, la cosmética ecológica, también hay empresas que aprovechan este tirón para intentar colar cosas que no son realmente ecológicas y ahí es donde el consumidor tiene que estar más atento. Todo esto se sabe mirando el etiquetado de los cosméticos, leyendo el inci se ve, particularmente recomiendo leerlo porque algunos productos llevan un solo ingrediente natural y lo venden como cosmético ecológico cuando realmente se podría decir que no lo es.Amapola Biocosmetics
  10. ¿Cómo afectan los químicos a la contaminación de la piel?  Hay sustancias, por ejemplo, que funcionan como disyuntores hormonales, que están presentes en los filtros ultravioletas o en los perfumes sintéticos, y que tienen una estructura molecular semejante a nuestras hormonas y actúan interfiriendo en el correcto funcionamiento hormonal. Esto está demostrado por muchos científicos y diferentes estudios al respecto. Afectan a muchas funciones diferentes del organismo.
  11. ¿Cuáles son los best-sellers de Amapola Bio?
    Los productos que más gustan de nuestra amplia línea son los productos solares, porque hemos conseguido unos productos con una buena protección sin utilizar filtros químicos, utilizando sólo filtros minerales y con una buena nutrición de la piel; aptos también para personas con pieles sensibles. La línea solar costa de cuatro productos, dos para la cara y dos para el cuerpo, con protección media, y otra con protección alta para toda la familia. Tenemos la línea de argán para pieles secas que también se vende mucho, la crema de manos de caléndula que es un básico y la leche limpiadora de saponaria que se utiliza incluso para desmaquillar los ojos.
  12. Los escépticos aseguran que lo ecológico es muy caro, ¿hasta qué punto la calidad y los ingredientes naturales afectan al precio final?
    Desde luego sí que afecta. Por ponerte un ejemplo sencillo, entre utilizar un aceite vegetal y un aceite mineral -un aceite de vaselina que es un residuo de la destilación del petróleo- puede haber una diferencia de precio de diez veces. Es más caro el aceite vegetal y es uno de los ingredientes que en mayor proporción pueden aparecer en una emulsión. Los ingredientes naturales, y no digo ya los ecológicos, son bastante más caros que un ingrediente convencional. También su forma de producción es mucho más compleja. Por ejemplo, un aceite vegetal es algo que se extrae de una planta y depende de un cultivo y los cultivos se ven afectados por muchos factores externos (altitud, clima, momento…). Sin embargo, un ingrediente químico es algo de síntesis química, es decir, no va a sufrir a lo largo del tiempo por lo que su precio es más estable, no depende de cosechas, ni de nada externo.
  13. Si tuviese que elegir una planta o ingrediente de la madre naturaleza, ¿con cuál se quedaría? Sin duda con la caléndula que tiene muchas propiedades, sirve para muchos tipos de pieles, especialmente para tratar las pieles atópicas que sufren dermatitis, ecemas, heridas… incluso ante cambios de temperatura. Es decir, para todas estas pieles sensibles en las que cualquier cosmético reacciona va muy bien esta planta, la flor de caléndula.

<<Trabajamos con plantas muy mediterráneas como lavanda, romero, tomillo, caléndula, manzanilla… También utilizamos aceites más exóticos, como el de argán o el burití>>.

<<La cosmética ecológica aporta salud, porque evitas a tu organismo una acumulación de tóxicos, procedentes de la cosmetica convencional, que pueden provocar ciertas enfermedades>>.

Related Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Suscríbase a nuestro Newsletter

Gracias a nuestro newsletter estarás al día de nuestras ofertas y promociones.

Nombre
Email
No enviamos spam
Jpeg#RutinaMatutinaHammamSecrets recortada